miércoles, 28 de agosto de 2013

LA NECESIDAD DE DEPURAR EL ORGANISMO PARA EVITAR ENFERMAR


¿CON QUE FRECUENCIA DEPURAS TU ORGANISMO?


Periódicamente revisamos nuestro coche y cambiamos los filtros ya que éstos han ido acumulando partículas de desecho que a la larga pueden averiarlo.
Del mismo modo ocurre con nuestro organismo, éste va acumulando sustancias tóxicas y de desecho que van mermando las funciones de las células y que a la larga, contribuyen a que aparezca la enfermedad.

Las toxinas son moléculas, péptidos o proteínas capaces de causar
enfermedad cuando entran en contacto o son absorvidas por tejidos de nuestro organismo.

¿Dónde se encuentran?

Todos los alimentos contienen toxinas, aunque cuando se someten a un proceso de calor (al cocinarlos) éstas aumentan en gran medida.
Nuestro organismo también puede acumular toxinas que proceden de otras vias como el aire  contaminado, los medicamentos y la radiación  solar
Encabezando la lista nos encontraríamos el tabaco, el alcohol, las drogas, el café, la comida preparada, los alimentos fritos, la famosa “comida basura” y el "dichoso" estrés.

A pesar de que el organismo posee diversos sistemas de eliminación a través del hígado, riñones, pulmones, intestinos y piel principalmente, cuando la acumulación es excesiva (debido al estilo de vida y a la alimentación actual) debemos ayudarle a eliminar toxinas si no queremos que haya consecuencias negativas en nuestra salud.

Bien, aún estamos a tiempo de poner cartas sobre el asunto.

En primer lugar debemos reducir al máximo aquellos alimentos y sustancias que provocan un mayor número de toxinas y deberemos aumentar la ingesta de verduras, frutas, legumbres, pescado y cereales integrales.


Por otro lado, como ya he comentado en anteriores publicaciones, habrá que intentar mantener el estrés a raya. Utilizad los recursos que mejor os vayan, hacer deporte, bailar, yoga, pilates... También, para gestionar mejor el estrés está muy indicada la meditación (de la cual hablaré en una próxima publicación).

Por último debéis hacer ejercicio físico (de 3 a 5 veces por semana) y beber diariamente al menos 1'5 litros de agua (imprescindible)

Además de seguir estas  indicaciones, habrá que hacer una depuración periódica (al menos una vez al mes).

La mejor herramienta para conseguir la depuración óptima del organismo es la AYUNOTERAPIA.

¿EN QUE CONSISTE?

Como su propio nombre indica, consiste en un ayuno de alimentos sólidos.
Pero no os alarméis, durante el ayuno vamos a ingerir agua y otros alimentos líquidos (zumos de frutas naturales, caldos de verduras, infusiones...) y mediante ésto proporcionaremos un descanso fisiológico al aparato digestivo, con el objeto de disminuir la toxemia, al dirigir la energía hacia la desintoxicación y regeneración del organismo.

La práctica del ayuno se remonta a más de 3000 años y ha estado presente en casi todas las culturas antiguas. Hipócrates, el padre de la medicina occidental, recomendó el ayuno a muchos de sus pacientes.

La salud y la enfermedad están relacionadas con el nivel de toxemia del organismo y esta última aparece cuando el nivel es demasiado elevado. De hecho, los síntomas son la manifestación del esfuerzo del organismo por intentar eliminar las sustancias que son perjudiciales para él.

Por tanto el ayuno puede aplicarse como terapia para mantener y mejorar el estado general de salud, la vitalidad y la resistencia a las enfermedades, pero a su vez, se trata de una herramienta coadyuvante indispensable para preparar el organismo para la aplicación posterior de otras terapias, ya que lo mejor es comenzar limpiando el terreno para así obtener una mejor respuesta ante un tratamiento.

No obstante, en caso de padecer una enfermedad, consultar al médico antes de iniciar la depuración.

Así que ya sabéis, al menos una vez al mes (aunque se puede hacer con más frecuencia) dedicaros un día a limpiar vuestro organismo a base de agua, zumos de frutas naturales, infusiones depurativas y caldos, vuestra salud os lo agradecerá y os encontraréis mucho más vitales y saludables.

Os dejo la receta de un caldo que tiene gran fama mundial para una desintoxicación general:

-500g de cebolla
-300g de col verde
-200g de apio
-200g de zanahoria
-200g de nabo
-200g de rábano
-200g de espinacas
-1 cabeza de ajos


Todo esto se hierve en dos litros de agua hasta reducir a la mitad. Se cuela, ya que las verduras no se tomarán, y os lo vais bebiendo a lo largo del día del ayuno. Podéis añadirle limón para realzar el sabor. Si no disponéis de todos los ingredientes no pasa nada, aunque sería importante que no faltara la cebolla, el apio o la col por sus propiedades depurativas.

Os animo a que lo hagáis! Ahora es un momento muy bueno, ya que en vacaciones seguro que nos hemos pasado con todo aquello que encabeza la lista en la acumulación de toxinas, así que ya sabéis,a depurarse!

Un saludo.